Estadisticas y contadores web gratis
Contadores Gratis

miércoles, 11 de noviembre de 2009

DIÁLOGOS EN EL PARQUE. drama corto para jóvenes

TRES DIÁLOGOS EN EL PARQUE

COMEDIA EN UN ACTO

DE SERGIO PEREGRINA CORONA


Estos diálogos están dedicados a la maestra Luisa Josefina Hernández, maestra de maestros dramaturgos.

Estos Tres Diálogos en el parque se escribieron durante la puesta en escena de “ Los Diálogos de la calle de la gran ocasión”, de la maestra Luisa que hice en los talleres libres de teatro de la UV en el año de l988 en el puerto de Veracruz. Y aunque en su segunda dotación de “ Diálogos” publicados en la revista Tramoya incluía algunos para gente más joven, la mayoría estaban dedicados a personajes adultos y muy adultos y como los talleres están conformados por jóvenes, decidí escribir estos diálogos que completó nuestro repertorio y que tratan de situaciones propuestas por los alumnos y cercanas a ellos, para así ver aflorar los sentimientos y emociones propias de manera más verdadera y espontánea.

LUGAR
UN PARQUE CON ÁRBOLES, BANCAS, DIVERSOS RUIDOS DE CALLE, UN FRAGMENTO DE POSTE EN LA ESQUINA CON EL LETRERO DE PARADA DE AUTOBÚS.
EN ESCENA VEMOS A TRES PAREJAS OCUPANDO CADA UNA DIFERENTE ESPACIO EN EL PARQUE. LA PAREJA UNO LA CONFORMAN.
MEZTLI Y GRACO:
AMBOS ESTÁN EN LA SECUNDARIA Y TIENEN 15 AÑOS
ESCENA PRIMERA

MEZTLI. No puedo Graco, no puedo, mi mamá no me deja ir a cualquier lugar si no va alguien conmigo.
GRACO. Pues allá tú, tú te lo pierdes mi querida Meztli... Además van a ir otras arañas del salón, tus amiguitas, y si no vas tú te advierto que no me voy a quedar mirando el paisaje.
MEZTLI. Ya ves cómo eres de malo, no seas así ¿ por qué me dices todo eso? Yo quiero ir contigo pero mi mamá es una mamona y no me deja y mi papá me cuida mucho como si yo fuera su novia. Piensa que todos se quieren acostar conmigo, que nada más para eso me quieren.
GRACO. Pues yo si quiero eso... subirte en una enorme cama y hacerte caricias por todos lados, recorrer tu piel ésta que tienes, estás más buena que un pan con mantequilla, yo si quiero y qué... Eres una miedosa, eso es lo que eres, Y piensas que no se debe hacer como te lo dijo tu papi, ese ojete que te quiere para sí mismo y tu mamá, yo creo que está enloquecida, a lo mejor la violaron a los 12 y por eso te tira tanto rollo, pero ya estás lista, mírate al espejo encuerada y verás que tengo la razón y yo también estoy listo. Dame tu mano, tienta( LE LLEVA LA MANO HACIA DONDE SE VE EL SEXO PARADÍSIMO) tú quieres también ir al hotel conmigo, no te hagas. Anímate piche Meztli, te va a gustar... Vamos ahorita ya.
MEZTLI. Este... pues, no sé... Sí quiero y no tengo miedo Graco. Pero no puedo llegar tan tarde.
GRACO. Pues lo hacemos rápido, nos damos un tiempo medido... ¿Por qué dices que no? Bueno, entonces dame un beso aquí, Meztli linda. (LE SEÑALA LA BOCA)
MEZTLI. Ya ves cómo eres, me da pena hay mucha gente.
GRACO. Miedo, puro miedo purificado: ándale bésame, no me dejes así con la trompa parada no seas nefasta. ( LA JALA HACIA SI) mala mujercita.
MEZTLI. Pues ya vas ( LO BESA MUY FUERTE, APRETADO Y DURA MUCHO )
GRACO. Ahora sí me apantallaste. Qué rico besote, pero quiero de legüita no de calcomanía. Ya mero me dejas chato. Ja, ja, ja, ja.
MEZTLI. ¡Graquito chulo!, ¡Cómo me gustas! ( LO BESA CON GANAS Y LO ABRAZA, LO ACUESTA EN EL PASTO ) te voy a chupar despacito, despacito como si fueras un enorme pirulí
GRACO. ¡Eres un biscocho desperdiciándose encerradote en su recámara!
MEZTLI. Y tú un maniaco sexual desesperado acostadote en el pasto. ( LOS DOS RÍEN A CARCAJADAS, LUEGO SE HACEN COSQUILLAS)
GRACO. ( LE RUEGA)Vamos a la excursión ...y no te arrepentirás...
MEZTLI. ¡No!
LA ESCENA SE PARALIZA Y LOS ACTORES QUEDAN COMO ESTATUAS Y UN PUENTE MUSICAL NOS LLEVA A LA SEGUNDA PAREJA DEL LUGAR.

ESCENA SEGUNDA
DULCE Y ERIC, ELLA TIENE 24 AÑOS Y ÉL 20. ELLA ESTÁ SENTADA EN UNA BANCA Y ÉL ESTÁ PARADO JUNTO A ELLA MIRANDOLA, POR FIN SE DECIDE A CONTINUAR LA CONVERSACIÓN.
ERIC. Oye no me has dicho cómo te llamas.
DULCE. Adivina.
ERIC. Rosa, Malena, Berenice, Canuta, Petronila, Medea, Selene, María de los Ángeles, ( A TODOS DICE QUE NO MOVIENDO LA CABEZA, ALGUNOS LE PRODUCEN RISA. )
DULCE. Ni cerca siquiera, yo me llamo dulce.
ERIC. ¡Qué rico nombre!
DULCE. ¡ Qué dijiste!
ERIC. Tienes un nombre muy sabroso, se me antojó un postre.
DULCE: Te advierto que no estoy de humor para aguantar babosos, eh, que te haya contestado el saludo no quiere decir que me puedes molestar toda la tarde ¿Entiendes?
ERIC. ¡Uy, uuy, uyy! No te enojes Dulce... Nunca había yo visto un dulce enojado... éjele, se rió y se puso roja... ¿Sabes? Con eso que me dijiste, ahora me gustas más, a mí me gustan enojonas, con carácter fuerte y con ojitos así como los tuyos de pícaros.
DULCE. ( INDIFERENTE) ¿De veras? Pues a mí me gustan calladitos, dóciles y guapos.
ERIC. ¡Chin! Ya no la hice, qué mala eres ( PAUSA ENORME)¿ Estudias o trabajas? ( LOS DOS SE RÍEN) ¿De qué te ríes?
DULCE. De tus locuras. A pa’preguntita.
ERIC. ¿Pues qué tienen de malo? Yo quiero saber más cosas de Dulce.
DULCE. Pues trabajaba, pero me corrieron de la tienda en donde estaba y ahora si no consigo trabajo no podré estudiar.
ERIC. No estudies mejor dedícate a la venta de cualquier cosa, lo mejor es ser tu mismo patrón, así te pones tu horario y tus reglas, lo mejor es el negocio propio, yo vendo computadoras sin tener ninguna, las ofrezco y si me piden una pues les pido un anticipo y voy y la compro más barata de lo que les dije y me gano además una comisión de la tienda por la venta de los aparatos que vendo ¿Qué te parece? Te gustaría hacer lo mismo...
DULCE. ¡Ho! Interesante. Este... claro que sí... Te ves muy chico ¿ cuántos años tienes? ¿Y cómo te llamas?
ERIC. Tengo 20 y me llamo, Eric Uscanga Uscanga... ( SE DAN LA MANO Y LA ACCIÓN SE PARALIZA HASTA LA SIGUIENTE OCASIÓN Y PASAMOS A LA TERCERA PAREJA A TRAVÉS DE UNA MÚSICA ADECUADA PARA ESTE ENLACE, AHORA VEREMOS A
NORMA Y EDUARDO. ELLOS SON NOVIOS Y ESTÁN EN LA PREPARATORIA.

ESCENA TERCERA
NORMA. Eres un maldito machote, no puedes hacerme esto, ojete ¿ acaso creés que soy cualquier porquería? ¿Lo único que querías era acostarte conmigo verdad? Y ahora me quieres tirar como trapo viejo. ¿No dijiste que me adorabas, que me querías un chingo?
EDUARDO. No es eso gorda, no, cálmate, no te sulfures. Ve el dramón que estás armando, no estamos solos, esto es un parque.
NORMA. ¡ A mí me vale madres!
EDUARDO. Entiéndelo Norma, yo no quiero ya tener compromiso contigo ni con nadie. Y tú cada día quieres que nos veamos más y más... y luego, lo que nos pasó ya no quiero que pase. ¿Y la escuela? Y ¿ el trabajo? Yo te quiero pero tengo aún muchas metas que cumplir, tengo 23 años y no me quiero casar contigo, apenas estoy terminando la preparatoria, ando colgadísimo y quiero hacer mi carrera de arquitecto a como dé lugar, tú tienes apenas 18 ya encontrará otro novio.
NORMA. Yo acabo de cumplir los 18, ya soy mayor de edad. Puedo hacer lo que se me dé la gana.
EDUARDO. No tienes mayoría de nada, Norma, no te hagas tonta, eres una niña dependiente de tu papá y tu mamá, y de tus caprichos, no sabes ni quieres siquiera freír un huevo ¿te acuerdas el otro día que pleitazo porque quemaste el arroz, no tenías ni idea de cómo se hacía
NORMA. Yo quiero ser tu esposa no tu cocinera Eduardo. Tu me vas a conseguir quien haga todo eso, yo seguiré estudiando también, yo no seré gata de casa.
EDUARDO. Yo no quiero nada de eso, no me interesa ese viaje contigo. Me duele mucho lo que nos pasó pero no quiero engañarte y decirte que sí en algo tan importante como casarnos.
NORMA. Eres un cobarde, Eduardo puto, Lalo puto, tú dijiste que querías vivir conmigo ¿ o no? Por eso mandé a la chingada a mi papá y a mi mamá, porque yo pensé que tú me ibas a responder, tu dijiste que me adorabas... Tú...
EDUARDO: Sí, sí, sí mensa, pero después, no ahorita, ni cuando a ti se te dé la gana...
NORMA. ¡ No me digas mensa mi amor, no soy mensa!
EDUARDO. ¡Cálmate que me vas a sacar de quicio, Norma. Cálmate ya, relájate, dime lo que le dijiste a tu papá ¿Por qué se pelearon, se dieron cuenta de todo? Dime y ya no llores mi gordita.
NORMA. Les llegó el chisme no sé de dónde, alguien llamó y les dijo que yo debía lo del aborto que me había hecho y que tenía que pagar 10 mil pesos a la Dra. Leticia Lagos, luego colgó. Hubieras visto cuando llegué a la casa, de puta no me bajaron y mi papá me jaló de los pelos y me zarandeó, yo les dije que me iba a casar contigo que ya todo estaba hecho contigo, lo del aborto era porque no queríamos meternos en ese desmadre de tener niños por el momento, que ya era mayor de edad y podía hacer lo que quisiera y que me iría a vivir contigo, que no tenía porqué escuchar sus insultos y que lo del aborto había sido decisión mía y de nadie más, lo bueno es que ya cumplí los 18 porque te querían acusar de violación y corrupción de menor, yo les dije que no me habías violado ,que yo te quiero y te amo y que nos vamos a casar. Mi papá me dio un piche revés que me dejó el ojo morado como lo ves y el cachete rojo y me tiré al sillón para protegerme por si me daba el otro, estaba super emputado. Mi mamá se puso a llorar como marrana rumbo al matadero. EDUARDO. No sé quien fue pero ya me imagino quien pudo ser, tu pinche hermanita que me odia y que se enteró de todo el desmadre por tu culpa... Mi culpa, tu culpa, tu hermana... mis huevos ¿Y ahora qué vamos a hacer? Ya ves por andar de hocico de cocodrilo. Ya te dije que no me voy a casar contigo, ni quiero vivir ahora contigo y a huevo menos, ¿ves o no ves claro?
NORMA. ¡Qué poca madre tienes y yo que te quiero tanto, me entregué a ti porque te quiero y tu me mandas a la goma, a la pinche calle, eres un culero, eres un mentiroso, desgraciado ¿Por qué me engañaste? Eres un perro, sólo te interesaba mi culo ¿verad culero?, ¿ Y ahora que voy a hacer yo? ¿Adónde voy a ir?
EDUARDO. ¡Adiós a mis planes! No, No, No, no se me da la gana...

LA ESCENA SE PARALIZA NUEVAMENTE Y PASAMOS HACIA LA PRIMERA PAREJA

ESCENA CUARTA

GRACO. Escribí dos poemas de tarea para la clase de Español, los dos son para ti, uno es de dos páginas. Se llama” Ave escondida en el ropero”. Si quieres te lo leo, aquí lo traigo...
MEZTLI. ¿El de dos paginotas?
GRACO. Sí
MEZTLI. No, no, mejor mañana porque ya me tengo que ir.
GRACO. Ya ves cómo eres
MEZTLI. voy a ver que invento para ir al paseo. Algo se me ocurrirá.
GRACO. Así me gusta que hables linda Meztli. Olvídate del miedo, no haremos nada malo, todo será bueno, te lo prometo pero conste que tú eres la que no quiere: además yo te amo y mi corazón late como burro sin mecate por ti y siempre te respetaré hasta que tu te decidas. Tú me gustas mucho y...
¿ yo te gusto Meztli?
MEZTLI. Sí, mucho... no sabes lo que me gustas todavía .Oye ¿No importa que lleve a mi hermanita?
GRACO. ¿ Y para que carajos queremos a tu pinche hermanita estorbándonos? No seas, ve tu solita. Mañana será nuestro día ¿verdad?
MEZTLI. Pues es que sin ella no me van a dejar, además es buena onda yo le digo y nos deja en paz nos daría chance, no dirá nada.
GRACO. No, no lleves hermanita no seas mala. Qué tal si después nos extorsiona o te chantajea, o va de rajona, lo de mañana será nuestro secreto, tuyo y mío nada más.
MEZTLI. ( VE SU RELOJ ANGUSTIADA) Ya es tardísimo, ya me voy Graco.
GRACO. ¿ Entonces mañana?
MEZTLI. Sí Graco lindo.
GRACO. Dame mi besito de despedida. Pero de lengüita.
MEZTLI. Me da vergüenza.
GRACO. No seas mamila ¿Somos o no somos novios?
MEZTLI. Bueno.. ( LO BESA CON GANAS) Estás lindo, Adiós Graco chulo. ( SALE)
GRACO. Si supiera cómo me trae... ¿Se me notará? mucho? Pero mañana se me hace. Ahora sí, ahora sí. (SALE ENTUSIASMADO MIENTRAS ENLAZAMOS CON LA SEGUNDA PAREJA.

ESCENA QUINTA

ERIC. ¿ Y de qué la hacías en esa tienda?
DULCE. Soy secretaria ejecutiva, tengo mi diploma, además estudié un año computación y con eso me he defendido. Era la secretaria del gerente de ventas.
ERIC. Pues yo ya te dije, si quieres te enseño lo que yo sé, ahora se están vendiendo mucho las computadores, todos necesitan una desde el jardín de niños
DULCE. ¿De veras me enseñarías? Qué buena onda eres y ¿Gratis?
ERIC. Claro, ¿para qué son los amigos? ¿Porque vas a ser mi amiga, ¿verdad Dulce? Te invito un café y seguimos platicando como amigos.
DULCE. Claro que seré tu amiga. Hasta ahora me pareces a todo dar y muy correcto y sincero, pero... ¿ No me estás vacilando? La mera verdad necesito mucho el trabajo, mi mamá está en casa sin un quinto, pues ya se nos terminó lo que me dieron en la tienda cuando me corrieron. La tienda quebró según dijeron y nos mandaron a todos a la calle. Y estoy en verdad desesperada, mañana buscaré trabajo de lo que sea y ¿tú me enseñarás lo de tu negocio con calma? Te lo agradecería muchísimo, me pareció una idea genial, a mi no se me habría ocurrido nunca.
ERIC. Yo te ayudaré mi querida Dulce, la verdad es que me caíste bien a la primera vista, te ves buena onda y te ves... la mera verdad muy linda con ese vestido tan... bonito
DULCE. Me lo prestó una vecina.
ERIC. ¿ Y tienes novio?
DULCE. ¿Novio? Qué novio ni qué nada. Si no tengo ni para comer, es más, ni siquiera he comido, menos voy a andar pensando en tener novio, así como me ves de arregladita, si supieras donde vivo ni me hablabas.
ERIC. Uy, uuy, uy, desde cuándo la pobreza es vergüenza.
DULCE. No es vergüenza, es mala fortuna, ¿Tú sabes cambiar la fortuna de las personas? Parece como si lo supieras, aunque te ves más chiquito que yo.
ERIC. Chiquito pero picoso, digamos compacto y tú estás grandota, mira nada más, parada junto a mí estás enorme... ¿Entonces... vamos al café de chinos? Te invito un café con leche y sabroso pan ¿Qué dices? O puedes pedir lo que quieras, Dulce. En buena onda, hoy por ti mañana por mí. DULCE: Bueno... acepto pero si no nos tardamos mucho.
ERIC. Claro que no tardaremos, te puedo platicar mi vida en cinco minutos, es corta y aburrida pero está cambiándome ahorita mismo, lo presiento y me gustaría conocer la tuya.
DULCE. Está peor, Mejor me platicas de tu negocio.
ERIC. De lo que quieras lindísima Dulce. Tengo una hambre de perro, no he comido desde medio día y ya son las siete de la tarde.
DULCE. Gracias Eric.
ERIC. De nada... Dulce. Me saqué la lotería...
DULCE. ¿ Cuándo? ¿De veras?
ERIC. Contigo Dulce.
DULCE. ¿De veras? ( SALEN VIÉNDOSE UNO AL OTRO)
AHORA PASAMOS A LA ÚLTIMA DE LAS PAREJAS

ESCENA SEXTA

NORMA. ¿Y ahora que voy a hacer? ¿Adónde voy a ir si tu no me quieres en tu departamento? ¿Adónde...? Soy una estúpida. Me enamoré de un ojete
EDUARDO. Sí lo eres una estúpida por andar de habladora, yo nunca te ofrecí mi casa, ni matrimonio, ni nada de eso y ahora quieres que yo te cumpla. ¿Por qué no les dijiste la verdad? Por cobarde como siempre, por falta de ovarios, eres una niña que necesita cariño, pero también enfrentarse a la verdad, hubieras dicho la verdad y ya. Que eres una niña inmadura que se te ocurrió dejar de tomar los anticonceptivos porque te producían dolores de cabeza, mareos y baja presión, que lo hiciste sin consultar a nadie, ni a mí, ni a la doctora ni, a tu mamá, ni a nadie y que tu decisión estúpida produjo un embarazo no deseado y que cuando lo supiste no dabas crédito y me tuviste que confesar tu burrada a los dos meses y yo te apoyé a que abortaras para que nadie se diera cuenta y sólo tu y yo y la doctora supiéramos de tu error de niña de primaria, culo caliente.¿ Por qué no les dijiste la verdad? En eso si te hubiera yo apoyado, pero en el otro rollazo en que me quieres meter no, no lo acepto aunque te quiero mucho; nos vamos a echar a perder la vida los dos, voy acabar odiándote y tú a mí también, A fuerza no se hacen las cosas y menos matrimonios.
NORMA. Pero si yo te quiero mucho, te amo, te lo he demostrado, me gustas mucho y creo que así será siempre, cuando hacemos el amor es lo máximo eres tan dulce tan tierno conmigo, tan hombre, que no sé por qué te empeñas en pensar de esa manera pesimista acerca de juntarnos por el momento y me rechazas ahora que no tengo a nadie. Está bien acepto mi error, yo fui la mensa, pero tú también le entraste, no te hagas el inocente. Dos o tres veces en una tarde y querías más.
EDUARDO. Habíamos quedado que tú tomarías pastillas y no se te dio la gana. Enloqueciste y ahora quieres que yo me haga responsable de todo. No, No, No lo acepto. Y como no quiero seguir aquí platicando contigo de los mismo, como desde hace horas, me voy.
NORMA. ¿Y yo?
EDUARDO. ...Tú vienes conmigo... te daré asilo en mi depa, para que veas que no soy un culero, como tú dices y no te voy a culear más, no acepto todo lo que tu alucinaste, te doy techo y comida por un tiempo mientras ves que onda haces, con más calma. Pero ya no serás mi chava. ¿De acuerdo?
NORMA. Ahora el loco pareces tú, pero si yo te quiero mucho Lalo y me quiero acostar contigo siempre
EDUARDO. Pues yo ya no quiero compromisos contigo, y promete que me vas a dejar en paz y me vas a dejar hacer lo que tengo que hacer. Estarás en mi depa sin compromisos entre tu y yo.
NORMA. Te lo juro por nuestro amor que apenas comienza.
EDUARDO. No, júralo por el que ha terminado, no quiero a nadie que me ande poniendo trampas, sino alguien que me ayude a seguir adelante.
NORMA. Yo te ayudaré mi vida, todos los días...
EDUARDO. Vete al diablo. Tú no me vas ayudar en nada, ya me metiste en un desmadre (SALEN)

TELÓN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada